El Nus, Centro de Investigación de Corpoica en Antioquia,

declarado como Reserva Forestal Protectora Regional

El Acuerdo 312 del 4 de septiembre de 2014, delimita, reserva y declara la “Reserva Forestal Protectora Regional La Montaña”, ubicada en el corregimiento de San José de El Nus.

22/09/2014
El_Nus_Centro_Investigacion_Corpoica_Antioquia_5.png

Centro de Investigación El Nus

La Corporación Autónoma Regional de las cuencas de los ríos Negro y Nare (Cornare), declaró al Centro de Investigación El Nus de Corpoica en Antioquia como Reserva Forestal Protectora Regional La Montaña, con lo cual se garantiza el uso adecuado y sostenible de sus riquezas naturales gracias a sus áreas de bosque, fuentes de agua, fauna y gran biodiversidad.

El Acuerdo No. 312 de 2014 del Consejo Directivo de Cornare que declara al C.I. El Nus como RFPR, trae inmensos beneficios ambientales para la subregión del nordeste antioqueño, el país y para la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica) “porque potencia al Centro en temas conservacionistas y blinda esta área del efecto que ha tenido la minería en esta zona del departamento”, según explicó el Director de El Nus, Juan Fernando Toro Tobón.

En su extensión, predomina un ecosistema donde se puede encontrar fauna y flora con un valor ecológico incalculable; además, presenta rasgos naturales inalterados, susceptibles de conservación que proporciona servicios ambientales para la comunidad del área de influencia al Centro.

El nordeste antioqueño es una zona con topografía quebrada y en ladera, por lo que las consecuencias de la deforestación se ven maximizadas en lo referente al deterioro del recurso suelo. “Tradicionalmente, esta región se ha caracterizado por la explotación en laderas de ganadería, doble propósito y de carne, trayendo consigo una severa compactación del suelo. Por otra parte, la minería ha jugado un papel importante en el proceso de deterioro ambiental, debido a su gran influencia en la zona y a los incalculables costos ambientales, principalmente en la tala progresiva de bosques nativos y en la contaminación de fuentes de agua”, afirmó Toro Tobón.

Corpoica trabajó durante 5 años para obtener esta declaratoria que garantizará la conservación de toda la biodiversidad y riqueza agroforestal que tiene el Centro de Investigación y que venía siendo amenazada por la explotación minera en la región. Esta decisión se une a la de 2008 cuando el Centro de Investigación La Selva (Antioquia) fue declarado Distrito de Manejo Integrado de Recursos Naturales Renovables (DMI). Por su parte, el C.I.Tibaitatá (Mosquera, Cundinamarca) fue declarado Distrito de Conservación de Suelo por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR). Actualmente, a través de Cormacarena se adelantan procesos similares con los Centros de Investigación La Libertad y Carimagua (Meta), y próximamente iniciarán dos más para proteger los C.I. Turipaná y Motilonia en el Caribe.

El Centro de Investigación El Nus está ubicado en el corregimiento de San José del Nus del municipio de San Roque, en la subregión nordeste de Antioquia.  Tiene una extensión de 1.914 hectáreas, de las cuales 916 hectáreas son de conservación, 742 para agroforestería y 255 para ganadería.

Dentro de los objetivos nacionales y regionales de conservación hay que resaltar que se asegura la continuidad de los procesos ecológicos y evolutivos naturales para mantener la diversidad biológica de sus bosques; se garantiza la oferta de bienes y servicios ambientales para la población de la zona, preservando y restaurando la condición natural de los ecosistemas de bosque húmedo tropical.

Los trabajos de investigación y transferencia de tecnología que desarrolla Corpoica en este Centro lo identifican como referente en conservación y mejoramiento de la raza criolla Blanco Orejinegro – BON; pastos y forrajes; patología y parasitología animal; banco de germoplasma; sistemas silvopastoriles y agroforestales; y acciones  enfocadas a la recuperación y manejo adecuado de suelos y agua.

La declaratoria a El Nus como Reserva Forestal Protectora Regional La Montaña garantiza un mejor aprovechamiento de este ecosistema representativo de zonas de vida de bosque húmedo y muy húmedo tropical, la preservación de las poblaciones y los hábitats existentes en los bosques y su oferta ambiental que puede aprovecharse sosteniblemente, en función de la conservación, la educación ambiental, la investigación científica, entre otros trabajos.

Qué es una reserva forestal protectora, según el Decreto 2372 de 2010

Según el Artículo 12, las reservas forestales protectoras son un espacio geográfico en el que los ecosistemas de bosque mantienen su función, aunque su estructura y composición haya sido modificada y los valores naturales asociados se ponen al alcance de la población humana para destinarlos a su preservación, uso sostenible, restauración, conocimiento y disfrute. Esta zona de propiedad pública o privada se reserva para destinarla al establecimiento o mantenimiento y utilización sostenible de los bosques y demás coberturas vegetales naturales.

Los parágrafos 1 y 2 hacen referencia a la obtención de los frutos secundarios del bosque en lo relacionado con las actividades de aprovechamiento forestal. No obstante, el régimen de usos deberá estar en consonancia con la finalidad del área protegida, donde deben prevalecer los valores naturales asociados al área y en tal sentido, el desarrollo de actividades públicas y privadas deberá realizarse conforme a dicha finalidad y según la regulación que para el efecto expida el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Los frutos secundarios del bosque son los productos no maderables y los servicios generados por estos ecosistemas boscosos, entre ellos, las flores, los frutos, las fibras, las cortezas, las hojas, las semillas, las gomas, las resinas y los exudados.

Entrevista Juan Fernando Toro Tobón, Director Centro de Investigación El Nus

Más Noticias

Micro sites