Las amatistas de las hortalizas

02/10/2017
IMG_0385_VF.jpg

Corpoica C015 y Corpoica C029 son dos variedades de berenjena adaptadas a la Región Caribe de Colombia y liberadas hace 7 años en el Centro de Investigación Turipaná en el departamento de Córdoba.

Mosquera, 2 de octubre de 2017. La Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria – Corpoica, realiza mejoramiento vegetal donde aplica los principios de la genética para obtener variedades para nuestros agricultores con características más deseables, tales como mayor producción, tolerancia a las enfermedades, con sabores más intensos y agradables, con mejores valores nutricionales, entre otros.

Las variedades de berenjena Corpoica C015 y Corpoica C029 presentan rendimientos que fluctúan entre 30 y 40 toneladas por hectárea, con un promedio de 15 frutos de primera categoría por planta, en 15 cosechas. 

Francisco González es actualmente productor de berenjena en el municipio de San Pelayo, Córdoba, quien a partir del acercamiento con Copoica cambió la producción de berenjena criolla por berenjena de la variedad Corpoica C015, lo que le permitió adoptar el paquete tecnológico para el manejo del cultivo que ofrece la Corporación para este material.  Igualmente pudo adquirir un sistema de riego para su cultivo, aprendió las técnicas para selección de materiales y la producción de semillas de alta calidad.

Con el respaldo de su esposa, Luz Esther Galván, Francisco decidió incursionar en el mercado con la variedad Corpoica C015, observando una gran demanda debido al atractivo color y brillo de sus frutos.

“Lo difícil al empezar fue la adecuación del terreno y la construcción de la infraestructura de riego.  Eso no hubiera sido posible sin el apoyo de las entidades en la región, no sólo del conocimiento de los investigadores de Corpoica sino de los recursos de la gobernación y el trabajo de sus funcionarios”, relata orgulloso Francisco de la decisión que tomó hace dos años.

A diferencia de otras variedades, la Corpoica C015 presenta dos cualidades que la convierten en un material muy interesante desde el punto de vista agronómico y comercial:  La primera tiene que ver con el tamaño del fruto, el cual alcanza un promedio de 309 gramos, lo que hace que tenga un alto valor comercial. La segunda es su menor tiempo a floración, lo cual se alcanza tan solo 45 días después del trasplante  y la primera cosecha a los 64 días después del trasplante, aspectos que son muy favorables para el flujo de caja de los productores. 

Sin embargo, en el último año el cultivo enfrenta un doble problema; en primer lugar, la disponibilidad de agua se reduce progresivamente debido a los efectos del cambio climático, y en segundo lugar, la diversidad genética de la berenjena cultivada es aun limitada. Aquí Corpoica identifica una oportunidad para seguir aportando al desarrollo tecnológico de los agricultores del país.

  • Mayor información:
  • Ivan David Alba Hidalgo
  • Oficina Asesora de Comunicaciones, Identidad y Relaciones Corporativas
  • Corpoica
  • ialba@corpoica.org.co          
  • (57 1) 4227300 Ext. 1271

Más Noticias

Micro sites